CONSEJOS PARA LOS VIAJES LARGOS EN AVIÓN

Imagínate, el tiempo de un vuelo entre Los Angeles hasta Sydney es de aproximadamente 19 horas. 19 horas soportando el llanto de los niños, 19 horas en un espacio estrecho, 19 horas escuchando el perpetuo sonido del motor del avión, y por supuesto, con esa peculiar sensación de desespero por llegar a nuestro destino, pero por suerte, hay algunas maneras de hacer de tu largo vuelo algo más soportable.

1. Reserva tus tiquetes con anticipación
Esto es lo primero y mas importante. Entre mas rápido reserves, mejores oportunidades tendrás de escoger una buena silla – así de simple.

2. Usa tus millas
Todos sabemos que volar en clase ejecutiva puede llegar a costar un ojo de la cara, pero si tu tienes algunas millas acumuladas, no dudes en utilizarlas para viajar y darte esta comodidad extra, verás que no te vas a arrepentir.

3. Prepara tu cuerpo
Hay muchas cosas que puedes hacer antes del vuelo para prepararte, o al menos, mitigarlo un poco. Pasa los días antes de tu vuelo ajustando tus patrones de sueño (duérmete a las 4 am o a las 7 pm dependiendo de la hora del día en que estarás volando), procura elegir un vuelo que llegue a destino durante el día y los más importante, procura estar lo mas descansado posible antes de volar. Confía en mi, mantenerte despierto durante 24 horas antes del viaje porque estás seguro de que te vas a equilibrar mejor ¡No va a funcionar!

4. Desestresate antes del vuelo
Ten un buen desayuno. Ve al gimnasio. Lee un libro. Ve al gimnasio otra vez. (Estarás sentado durante todo el siguiente día, así que mantente activo como si te hubieras comido un kilo de Tobleones)

5. Carga con tu propia almohada
Una pequeña almohada es un elemento básico para todos los viajeros de distancias largas. Una almohada cómoda es un elemento que tu cuello va a agradecer.

6. Audífonos aislantes de sonido serán tus mejores amigos
Todo claro, nada mas que decir.

7. Empaca mascara de ojos
Una mascara de ojos es especialmente útil si vas a estar volando durante el día, o si la persona del lado no es nada agraciada.

8. Viste apropiadamente
Evita las prendas ajustadas y mantente cómodo, no estas aquí para impresionar a nadie. Recuerda tener a mano un suéter.

9. Las cobijas de viaje existen por algúna razón
No traigas nada demasiado grueso (recuerda que tiene que caber en tu equipaje de mano), pero asegúrate que es suficiente para mantenerte en calor cuando el avión tiene el aire acondicionado al máximo.

10. Mantente sano
Evita la deshidratación y una posible trombosis, tus dos mayores enemigos en el cielo, esto se evita regularmente bebiendo agua, estirándote y caminado por la cabina.

11. La higiene es importante
Esto es tanto por tu propio bien como por el de los demás. Trae artículos de limpieza personal en tu equipaje de mano y cepíllate los dientes, usa desodorante o incluso cambia tu ropa. Solo asegúrate de hacerlo en el baño, por favor.

12. Se productivo
Si llevas una computadora portátil contigo, podría ser tu mejor oportunidad de ponerte al día en cualquier trabajo que tengas atrasado. Bono extra: Todo el mundo en tu vuelo pensará que eres un sofisticado empresario internacional, hasta que se den cuenta que es Netflix lo que tienes abierto.

13. Empaca algo de comida extra
Generalmente el alimento en los aviones no es abundante, incluso en los vuelos de largo recorrido y es importante mantenerte bien alimentado. No hay necesidad de exagerar, por supuesto, pero nadie se ha lamentado encontrar algunas piezas de frutas o barras de granóla en su equipaje de mano.

Ahora solo nos resta decirte ¡FELIZ VIAJE!