13 platos que debes probar alrededor del mundo

El que nunca ha viajado piensa que su madre es la única buena cocinera del mundo! – Provervio de Kenia.

Después de regresar de un viaje, a menudo reflexiono y hojeando mis fotos me doy cuenta de que si, he tenido experiencias memorables, pero las mas importantes han sido en torno a la comida, y no es que sea una persona obsesionada con la comida, sólo que si te pones a pensar, la comida es un ingrediente esencial de la vida humana: supervivencia, cultura, tradición, estilo de vida, festivales, relaciones, comodidades – la comida juega un papel en todo.  Por esto me decidí a compartir con ustedes una lista de algunas de las comidas mas fabulosas en el mundo que sin duda alguna te dejarán fascinado y con ganas de volver una y otra vez:

1. Poke (Hawaii, Estados Unidos)
Una de las grandes creaciones culinarias de este mundo: Cubos de atún recién cortados crudos combinados con salsa de soja, aceite de sésamo, sal marina, chile, cebollas dulces y algas de limu.

La textura del pescado (que debe capturarse localmente y nunca congelarse) es parecida a la de una papaya madura tan suave y tan tierna que se puede masticar con los labios en lugar de los dientes. Una pieza fría de poke combinada con arroz cocido al vapor es una sensación divina que es difícil creer que aún estés en la tierra.


2. Aguachido (Playa del Carmen, México)

Playa del Carmen es mundialmente conocida por sus mariscos y si bien puedes obtener excelentes opciones en todo el lugar, los lugareños van a un restaurante llamado Aguachiles, aquí puedes encontrar el mejor aguachido: camarón marinado en jugo de limón con clamato y verduras frescas, y aunque sólo cuesta unos pocos dólares, compite con todo lo que he comido en restaurantes de alta gama.


3. Khao Soi (Tailandia)

Se trata de un plato a base de huevos suaves y amarillos bañados en un grueso caldo de curry. A continuación, se cubre con fideos de huevo crujientes y fritos y se come con vegetales en escabeche en el lateral. El caldo se basa en leche de coco y el curry se puede cocinar con pollo, cerdo o carne de res.


4. Poulet Yassa / Chicken Yassa (Senegal)

Yassa es un adobo de limón, cebolla y chile, que a menudo se lleva al siguiente nivel con un toque de mostaza dijon y un poco de jengibre recién rallado. El pollo se cocina lentamente en esa sabrosa mezcla antes de ser servida sobre el arroz.


5. Pizza blanca – Old Forge Pizza (Pennsylvania)

La pizza blanca es única. No es una pizza normal, la Old Forge White Pizza es un cielo cremoso en la boca. Tiene una doble corteza en la parte inferior y superior con relleno de queso. Realmente no sé lo que le hacen al queso, pero es celestialmente suave.


6. Berenjena Satsivi (Georgia)

Es un plato georgiano simple de puré de nueces, berenjenas y especias que se consumen refrigeradas. Un aperitivo tan simple pero satisfactorio, mi único arrepentimiento es no haber sabido que existía antes.

 

7. Bibim Guksu (Corea del sur)
Bibim Guksu es un popular plato coreano de fideos que es perfecto para los calurosos días de verano. Los fideos son fríos y se mezclan con una salsa picantes y dulce gochujang (pasta de pimiento rojo coreano).

8. Panang Curry con pollo (Tailandia)
Se trata de un grueso curry tailandés a base de crema de coco con sabor a maní. Los pimientos rojos agregan especias, sin embargo, el nivel de calor dependerá en gran medida del quién lo prepare. El pollo puede ser sustituido por carne de res, tofu o verduras, y por lo general se sirve con arroz jazmín.


9. Reuben Sandwich (Sherman`s Deli, California, EE.U.)

Elegir una comida favorita es una tarea casi imposible, he tenido el placer de probar comidas realmente increíbles en algunos restaurantes únicos, sin embargo, a veces son los platos realmente simples pero hechos de la manera perfecta los que se destacan – una ensalada César perfecta o un tazón de fettuccini Alfredo, por ejemplo.

El sándwich Reuben en Sherman´s Deli es una de esas maravillas simples a las que sigo volviendo. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero creo que esta imagen vale 10 increíbles bocados.

10. Jalebi (India)
¡Los Indios aman su comida y aman sus dulces!

Los Jalebis se componen de masa de harina y son crujientes, suaves y gruesos al mismo tiempo. La masa se enrolla de ghee caliente, se le da la forma y luego se fríe hasta que se ponga crujiente. Estos finalmente se sumergen en un tipo especial de jarabe azucarado llamado chashni para darle esa dulzura y sabor único. Se sirve caliente o frío, perfecto para un postre.

Ya sabes, la próxima vez que estés en la India, no olvides detenerte en las calles y disfrutar de este sabor indio porque definitivamente ¡vale la pena!

11. Khinkali (República de Georgia)
Khinkali pueden parecer simples albóndigas, pero la combinación de hierbas y especias con la carne recién picada que crea un delicioso caldo en el interior, hace que sea de todo menos simple.

Cada bolsa de masa se rellena y luego se tuerce más de 20 veces para obtener una pequeña perilla al final. Para comer, espolvorea con pimienta recién molida y retírala con la perilla. Toma un pequeño bocado y luego sopla el caldo (o te puedes quemar); luego te comes todo lo demás excepto el pomo.

12. Dolsot Bibimbap (Corea del Sur)
Se trata de una variación especial de Bibimbap (arroz mixto coreano) que se prepara en una olla de piedra chisporroteante donde el arroz fusiona con verduras mixtas, huevo crudo y pasta de pimiento rojo picante. La olla debe estar tan caliente que el huevo crudo se cocina mientras que el arroz cubierto con aceite de sésamo se convierte en un delicioso manjar dorado crujiente.

Esta definitivamente es una excelente y deliciosa opción en Corea del Sur con un presupuesto ajustado. Un tazón no debería costar más de $4 a $6 dólares y viene con una generosa porción de guarniciones y sopa que puedes volver a llenar.

13. Tagine (tradicionalmente de Marruecos)
El tajín es el nombre del plato y de la olla de barro cónica que lo alberga. Elegí este plato por el enorme volumen de posibilidades que ofrece: pollo y verduras, carne de res, ciruelas pasas y sésamo y una tortila al vapor, todo cocinado a fuego lento en el tagine de barro.

Cada opción tiene un sabor diferente debido a las especial y condimentos utilizados para prepararla.

Hay muchas otras deliciosas opciones para comer, pero el tajín está permanentemente conectado con la historia y la cultura gastronómica de Marruecos.