10 LUGARES SURREALISTAS DEL MUNDO QUE DEBES CONOCER

Alrededor del mundo existen maravillas únicas que a veces nos hacen pensar cómo es posible que la naturaleza sea tan mágica. Paisajes impactantes que dejan al viajero anonadado ante tanta belleza y majestuosidad. Los lugares surrealistas del mundo te harán creer en la magia. ¿Estás preparado para descubrirlos?

Géiser Fly (Estados Unidos)

Los sedimentos de carbonato calcio han pintado las rocas mejor que cualquier artista, entregando un paisaje único y espectacular, ya que en resumen, el geíser tiene menos de un siglo.

Lo que se ve en las imágenes no es parte de la escenografía, ni un truco digital de una película de fantasía. Se trata del géiser Fly, una maravilla “casi” natural del planeta Tierra.

Terrazas de Yuanyang (China)

Las terrazas de Yuanyang son una de las más espectaculares creaciones humanas en el sur de China, pues a lo largo de siglos de continuo cuidado y trabajo del arroz, la minoría Hani ha ido modificando las laderas de las montañas entre las que se encuentran sus aldeas para permitir el cultivo del arroz, que necesita superficies planas, dando lugar a un sorprendente paisaje que a nadie deja indiferente.

Aogashima (Japón)

¿Qué se sentiría vivir dentro de un volcán? Los habitantes de Aogashima pueden responder esa pregunta. Esta isla tiene la particularidad y es que en su centro se encuentra un volcán inactivo.
Aogashima es conocida por tener una caldera volcánica dentro de otra. Lo que tiene es un cráter gigantesco, que es la misma isla, dentro de un volcán más pequeño. Es por ello que la isla tiene esta forma tan llamativa, como salida de una película de fantasía.

Aguas Termales de Pamukkale (Turquía)

Pamukkale podría traducirse como una fortaleza de algodón. Pamukkale es una extraña formación geológica, que se encuentra en la región del Egeo en Turquía. A simple vista, son una serie de terrazas escalonadas llenas de aguas con alto contenido de calcio de increíble belleza: “Los movimientos tectónicos que tuvieron lugar en la depresión de la falla de la cuenca del río Menderes no sólo causaron frecuentes terremotos sino que también ocasionaron la aparición de numerosas fuentes de aguas termales. Fueron esas aguas, con su alto contenido en minerales las que crearon Pamukkale.

Cavernas Glowworm (Nueva Zelanda)

Bajo las verdes colinas de Waitomo, yace un laberinto de cuevas, simas y ríos subterráneos. El nombre de la zona proviene de las palabras maoríes «wai» (agua) y «tomo» (hoyo).

Las cuevas se originaron por la presión que ejercieron las corrientes subterráneas sobre la piedra caliza blanda durante miles de años. En muchas de ellas, desde el cielo y el suelo, se asoman impresionantes estalactitas y estalagmitas, puntiagudos conos de rocas estratificadas, formadas por el goteo del agua durante siglos. Las paredes de estas cuevas están decoradas con una galaxia de luciérnagas nativas.

Lago Hilier (Australia)

Nadie sabe exactamente bien por qué el lago es rosado. Los científicos especulan que el color proviene de un pigmento creado por bacterias que viven en la costra de la sal. Es un lugar real y digno de conocer, su rasgo diferencial con otros lagos es su color rosa y curiosamente el mismo es invariable, aún si colocas agua en un vaso o recipiente transparente verás que el color seguirá siendo rosa. Lo mismo si sacas agua de la superficie o del fondo, no cambia su color.

Mar de Estrellas (Maldivas)

En las islas Maldivas ocurre uno de los fenómenos más alucinantes del mundo, el llamado “mar de estrellas”.

Si alguna vez has estado en la playa por la noche, es posible que hayas sido testigo de un fenómeno que hace que la arena se vea brillante. Este espectacular evento ocurre sólo cuando las temperaturas han sido muy altas y la noche es muy oscura. Las chispas pueden verse rodando por debajo de los pies mientras la gente camina a lo largo de la orilla del agua, creando un hermoso espectáculo de luces.

Tierras Altas (Islandia)

Las tierras altas de Islandia tienen algunos de los lugares naturales más magníficos del hemisferio norte. Glaciares alucinantes, cráteres, lagos y géiseres. pero cuando cae la noche, la zona se convierte en uno de los mejores lugares para presenciar la aurora boreal.

 Hielos Turquesa (Rusia)

El lago Baikal, situado en la parte sur oriental de Siberia en Rusia, es una increíble maravilla natural del planeta, que todos deberíamos visitar al menos una vez en la vida. No es sólo el lago más antiguo de agua dulce de la Tierra (tiene entre 20 y 25 millones de años), sino mucho más. Porque este lago es también uno de los más grandes y profundos del planeta. De hecho, contiene el 20% de toda el agua dulce que hay en el mundo.

En el invierno, durante unos cinco meses, de enero a mayo, el lago se congela, pero el agua es tan clara que, desde la superficie, se puede ver la asombrosa cantidad de 130 pies debajo de ti. Además, todos los años en torno a este mes, al mes de marzo, se produce un fenómeno natural que puede ser fotografiado, y que es el que nos ocupa en este caso. El viento, las diferencias de temperatura, las heladas y el sol en las grietas de la corteza de hielo, provocan este bello efecto.

Salar de Uyuni (Bolivia)

Si existen destinos que son un desafío y una aventura este es uno de ellos. El salar de Uyuni en Bolivia ofrece a sus visitantes paisajes increíbles y experiencias que quedarán grabadas en la memoria. No obstante, para conseguirlas el viajero deberá ponerse a prueba.

Situado a 3650 metros por sobre el nivel del mar el Salar de Uyuni en Bolivia es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo abarcando cerca de 12 mil kilómetros cuadrados, transformándose en el escenario ideal para los amantes de la fotografía y el turismo aventura. Este espejo mineral se formó tras la evaporación de antiguos océanos que cubrían esta zona de planeta y está conformado por al menos once capas de sal de entre dos y tres metros de grosor.