10 consejos para retornar a casa después de un viaje

Cuando tomas la decisión de hacer un viaje, aparecen una serie de tareas a realizar, desde el proceso de planificación antes del viaje (reservar el vuelo y hotel, llamar a la compañía de tarjetas de crédito, programar autorespuesta del correo electrónico, etc) pero ¿Que pasa después de llegar a casa?

Algunos no hacemos nada más que caer exhautos en el sofá por un día o dos después de un viaje, mientras que otros saltan de inmediato a sus labores cotidianas como si el viaje nunca hubiera sucedido. En la siguiente lista encontrarás tips y consejos para hacer después de viajar que te pueden ayudar a ahorrar dinero, a mantenerte saludable y a saborear el calor del viaje solo por un poco más.

1. Revise sus estados de cuenta bancaria y tarjetas de crédito
Si bien este es un buen consejo para cualquier persona en cualquier momento, es especialmente pertinente para los viajeros, recuerda que “El robo de identidad es un problema creciente en todo el mundo” especialmente para los viajeros, que son muy vulnerables, pues se ven obligados a utilizar conexiones de internet no seguras, llevar documentación personal con ellos en todo momento y compartir información de sus tarjetas de crédito con comerciantes o locales comerciales de los que no saben nada ni volverán a ver.

Por eso te recomendamos que después de uno o dos días de llegar a casa, revises tu tarjeta de crédito y extractos bancarios para verificar si no hay cargos dobles, créditos de reembolsos faltantes o gastos no autorizados. Informe de cualquier problema a su banco o compañía de tarjeta de crédito inmediatamente.

2. Desactiva el plan internacional de tu celular
Muchos viajeros agregan plan de datos o de llamadas internacionales a su plan habitual para poder utilizar sus teléfonos durante el viaje al exterior, pero una vez este haya terminado, asegúrate de eliminar este paquete de tu plan para que tu próxima factura no llegue con sorpresas de sobrecargo.

3. Revisa tu correo electrónico
Si no has estado pendiente de tu correo electrónico durante el viaje, es probable que llegues a casa con una bandeja de entrada bastante abultada. Cuanto mas tiempo esperes para comenzarlo a depurar, más se acumulará, así que tómate un tiempo al día para irlo comprimiendo respondiendo las cosas urgentes y eliminando los boletines informativos o alertas que nunca tendrás tiempo de leer.

No olvides desactivar los mensajes automáticos como “fuera de la oficina” que activaste antes de tu viaje y reiniciar la suscripción a boletines que hayas cancelado.

4. Cuida tu cuerpo
Cambio de zonas horarias, el corre corre de los vuelos, los retrasos, playa y deporte, dormir en los aviones son algunas de las formas en que los viajes resultan pesados para el cuerpo, así que no es raro que enfermes justo después del viaje, pero en tus manos está prevenirlo cuidando tu cuerpo cuando llegues a casa.

Bebe mucha agua para rehidratarte de un largo y seco viaje en avión y contrarrestar todas esas comidas pesadas de restaurantes con frutas frescas, verduras y ensaladas.

Procura dormir. Toma una siesta en lugar de obligarte a adaptarte inmediatamente a tu zona horaria habitual, esto será saludable tanto física como emocionalmente para los viajeros.

5. Filtra tus fotos
Empiezas a revisar todas tus fotos y a revivir ese viaje que ya terminó hace algún tiempo pero has olvidado por completo el nombre de ese hermoso castillo de piedra o las ruinas antiguas. No permitas que eso suceda. Ordena y subtitula tus imágenes ahora que tus recuerdos está frescos.

6. Comprueba tus programas de millas o puntos
Si perteneces a un programa de fidelización de pasajeros frecuentes u hotel, inicia sesión unos días después del viaje para asegurarte de haber recibido las millas o puntos a los que tienes derecho. Mantén los recibos de hotel y/o tarjetas de embarque hasta que estés seguro de que tu cuenta ha sido debidamente acreditada.

7. Reclamos de seguros
Si algo salió mal durante tu viaje con respecto a los seguros contra accidente, salud, etc, y necesitas hacer un reclamo, no lo pospongas; Hay a menudo límites de tiempo en letra pequeña de las pólizas y seguros, y si esperas demasiado tiempo puede que ya no tengas los mismos derechos. Reúne todos los documentos y presenta tu reclamo lo más pronto posible.

8. Toma acción
Un buen viaje a menudo deja a los viajeros con un sentimiento de inspiración. Tal vez los días que pasaste viendo la fauna en peligro de extinción del Amazonas te dejó una nueva pasión por la conservación, o cuando viste en la India todos esos niños que viven en extrema pobreza y llegaste a casa quisiste encontrar alguna manera de ayudarlos desde lejos.

Es muy fácil volver a la ráfaga de tu vida cotidiana y olvidarse de los momentos que mas movieron tu corazón en el viaje. Antes de que esos recuerdos y sentimientos se desvanezcan, haz una donación, busca un programa de voluntariado o encuentra alguna manera de convertir tu inspiración en acción.

9. Comparte tus experiencias con otros viajeros
Mientras elaborabas tu itinerario ¿leíste reseñas de hoteles en TripAdvisor o comparaste las calificaciones de restaurantes en Yelp? Si te has beneficiado de la experiencia de otros viajeros, considera compartir los alti bajos de tu propia experiencia. . Considera hacerlos dentro de la primera o segunda semana después del viaje, pues podrás recordar perfectamente el nombre de ese restaurante u hotel que te dejo tan buena (o tan mala) experiencia.

10. Comienza a planear tu próximo viaje
Según estudios realizados se encontró que mientras que viajar nos hace más felices, no toma mucho tiempo después – por lo general un par de semanas – para que volvamos a nuestros niveles normales de satisfacción (o falta de ella). Por suerte no es solo el viaje que nos hace mas felices; lo mismo ocurre con el proceso de planificación de un viaje. Si estas buscando salir de la depresión post-vacaciones, nunca es demasiado pronto para soñar con un próximo viaje.